The Grand Carnival. ¡La feria llega a la ciudad!

Presentación

¡Hola, gente!

The Grand Carnival es un juego que cogí por Kickstarter no sé hace cuanto tiempo yo y que cada vez que lo juego me llena de alegría y satisfacción.

Hace poco recibí un correo en el que me decía que la expansión (en la que por supuesto me metí) va estupendamente y ya queda menos para que la reciba y me acordé de él. Me dieron ganas de volverlo a jugar y volver a disfrutar de su estética una vez puesto en mesa.

Esa misma estética nos puede hacer sentir que es un juego dirigido a un público infantil, pero nada más lejos de la realidad. Tiene varias mecánicas muy bien mezcladas entre sí que hacen que la cabeza te vuele… Un muy buen euro casi multisolitario.

Esa es otra de las razones de por qué funciona estupendamente en modo solitario, porque la interacción en el modo multijugador es casi nula, y es muy fácil de emular con un par de reglas adicionales que se hacen sin pensar.

Creo que Maldito Games lo publica en el 2024… ¡no os lo perdáis!.

¿De qué va The Grand Carnival?

La feria ha llegado a la ciudad. Pero no una feria como la entendemos por aquí por el sur, con sus casetas y todo eso, no. Una feria entendida como un conjunto de atracciones y puestecillos especialmente organizados para el disfrute del público. Es la típica feria que aparece junto a un muelle en las películas americanas.

Nosotros somos los promotores de la feria, y partimos con un terreno cuadrado y vacío que nos ha cedido el Ayuntamiento. Durante la partida tendremos que hacer senderos para que los visitantes los puedan recorrer, construir atracciones que sean visitadas por esas personas, contratar personal que anime el cotarro y todo eso en tan solo una semana.

Las atracciones no visitadas no dan prestigio ni fama a la feria, por lo que no sirven para nada al final de la partida. Y tampoco me sirve tener todas las atracciones iguales, porque en la variedad está el gusto y a los visitantes no suele gustarle un parque exclusivo de montañas rusas y puestos de comida. Un variadito es lo mejor.

Por otra parte, si no utilizamos todo el espacio cedido, el Ayuntamiento se mosquea y también nos penaliza al final de la feria.

Así es que el desafío y lo que nos dará la victoria es encontrar el equilibrio perfecto entre construir y guiar a los visitantes para que todo fluya.

Una partida a este espectáculo itinerante.

Feriantes, niños y niñas de todo el mundo, hoy la feria, la única y mejor feria del país, ¡ha llegado a la ciudad!

Preparad vuestras carteras porque la diversión tiene un precio, y no es barato…

Preparad vuestros sentidos para asistir a los espectáculos aquí ofrecidos: el hombre que escupe fuego, la mujer que camina sobre el alambre, los forzudos que te levantarán con un único dedo de su mano, boxeadores, payasos, domadores de fieras y muchos muchos más espectáculos que harán las delicias de grandes y pequeños.

Voy a contaros mi partida y os la voy a enseñar. ¡Bienvenidos a la diversión! Aunque siempre podéis ir directamente a ver Mi opinión y saltaros la partida…

Domingo. ¡Consigan sus entradas!.

Todo está ya preparado y la feria ha comenzado a construirse.

Los feriantes más intrépidos incluso ya han entrado al recinto, que ahora mismo solo consta de de un puestecillo de dardos para explotar globos y conseguir un premio. El césped no puede ser más verde y ¡esto promete, señores!

Las caravanas no dejan de llegar al recinto, por lo que suponemos que mañana se construirán más atracciones. Y cuando se corra la voz, más gente vendrá al recinto a divertirse con nosotros.

Lunes. ¿A quién no le va a gustar el baile?.

Tres nuevas atracciones llegan a la feria: un puesto de algodón de azúcar, por el que se lanzan los visitantes nada más colocarlo, y dos organillos para que se pueda bailar.

La pegadiza música del organillo resuena por todo el recinto y los visitantes comienzan a caminar al ritmo de las notas. La música da alegría al ambiente y pronto se correrá la voz por toda la región de que esta es una de las mejores ferias de todos los tiempos.

Además, hemos contratado a un pregonero que anima a los visitantes a recorrer el recinto y visitar todo lo nuevo que vaya llegando, lo que nos es de gran ayuda mientas la feria está a medio construir.

Martes. Ni te cases ni te embarques.

Pocas atracciones han llegado este día a la feria.

Parecer ser que se cree que los martes son un mal día para emprender cosas grandiosas, por lo que los feriantes han decidido posponer su llegada hasta el miércoles.

Solamente un pequeño puesto de helados ha llegado a nuestra feria.

Eso si, los organizadores han aprovechado para preparar una cuantiosa cantidad de terreno para lo que se avecina en estos próximos días.

Miércoles. Los forzudos llegan a la feria.

¡Hoy han llegado a la feria los forzudos!

¡Qué gran espectáculo! ¡Qué maestría! ¡Qué músculos! ¡Qué capacidad! ¡Qué bien te tienes que llevar con ellos porque como te peguen un guantazo con la mano abierta y esos músculos que tienen… te mandan al otro pueblo de al lado en un santiamen!

Los forzudos traen un espectáculo al aire libre en el que levantan cosas muy muy pesadas delante del grupo de espectadores que pase por allí, pero necesitan una gran cantidad de terreno para que la gente no se empiece a agobiar en las multitudes, así es que todo lo que se había preparado en el día de ayer ha sido tomado por ellos.

Nuevamente toca preparar más terreno para las atracciones que vayan llegando a la feria.

Jueves y Viernes. La feria se llena.

Madre mía qué dos días más movidos se han dado en la feria. Como se nota que se aproxima el sábado, que es el día que finaliza.

Además de seguir preparando más y más terreno, porque está visto que esto no se puede detener, han llegado a la feria más artistas y puestos de comida:

  • Otro puesto de helados de todos los sabores servidos en cucurucho o en tarrina para el niño y la niña.
  • El competitivo «Golpea la campana». Todos los adolescentes del lugar (y no tan adolescentes también) querrán demostrar su fuerza intentando golpear el timbre con tanta fuerza que haga que la bola suba lo suficiente como para hacer sonar la campana que hay en todo lo alto. Compárese con sus amigos y si usted no lo consigue, échele las culpas al mazo o al alborotador que pasaba por allí y lo ha distraído, o al zapato que se le ha enganchado en el césped y no lo ha dejado golpear bien. ¡Toda excusa es válida! Y si lo consigue, puede presumir de ser la persona más fuerte de todo su grupo de amigos sin ningún pudor.
  • Una pista de coches de choque. Eso sí, padres y madres, abuelos y abuelas, tíos y tías, no temáis por vuestros pequeños porque todos los coches existentes en cuentan con cinturón de seguridad anti voladura que evitarán que vuestros pequeños salgan volando cuando un energúmeno embista sobre ellos a gran velocidad. ¡Todo controlado!
  • Los asombrosos aliento de fuego. Estos hermanos son descendientes de los mismísimos dragones de Valyria y sobrinos lejanos de la dragona Tiamat. ¡Mantén las distancias cuando hables con ellos o te chamuscarán las pestañas! No importa lo que coman, no importa lo que beban, no importa el frío que haga en el exterior, su cálido aliento te dejará con los ojos secos en segundos.

Más y más visitantes van llegando al parque sin querer perderse todo lo bueno que hay para ver, comer y experimentar.

Sábado. El fin de la función.

Y llegamos al final de la función.

Si esto durase más, al final acabaríamos hartos de tanta diversión, y eso no es sano.

Como colofón final, llegan no los mejores, porque son todos buenos, pero sí los más esperados por el público:

  • ¿Quiere saber la edad real de esa persona que siempre se quita años? ¿Sus amigos y familiares se niegan a celebrar sus cumpleaños con velas porque no quieren confesar la edad que tienen? Venga a la feria con ellos y pregúnteselo a la Adivina de la Edad. Siempre podrán decir que es una farsa y que no funciona, aunque usted y yo sabemos que nunca nunca nunca se equivoca…
  • Si tienes vértigo… ¡aléjate de aquí! Solo los más atrevidos, los más valientes, los más intrépidos soportarán estoicamente las subidas y bajadas incesantes de esta enorme montaña rusa. No es la más alta, ni la más veloz, pero sí es la más atrevida montaña rusa de todos los tiempos. ¿Quieres deshacerte de esas arrugas por un rato y salir la mar de estiradito en una foto? Sonríe cuando pases por la cámara y ¡llévate la foto de recuerdo!

Los visitantes llenan el recinto, los pregoneros se quedan roncos de tanto chillar y chillar a través de sus altavoces. Todo son risas y diversión hasta la madrugada, en la que la feria apaga sus luces y abandona la ciudad hasta dentro de un año o más.

Todas las personas, grandes o pequeñas, guardarán un dulce recuerdo de esta maravillosa semana en la que la feria más espectacular del mundo pasó por sus vidas.

Puntuación final.

Ahora toca ver cómo nos ha salido. Si la feria ha sido tan memorable como creíamos o no.

Entre visitantes, entradas vendidas, atracciones construidas y objetivos conseguidos, menos penalizaciones aplicadas, tengo un total de 16 puntos. ¿Y eso es bueno? ¿Muy bueno? ¿Excelente? Pues no, ni lo uno ni lo otro, es simplemente ¡LEGENDARIO según la tabla de puntuación!

Pedazo de parque que he hecho y que bien me ha salido, oiga.

FIN

Mi opinión

Este ha sido uno de mis mejores aciertos en Kickstarter. Todo hay que decirlo: donde hay aciertos es que también ha habido equivocaciones… pero este no ha sido una de esas equivocaciones.

Es un juego ligero de reglas, que se explica en muy poco tiempo. Tiene una profundidad grande para ser bien jugado, y como buen euro que aprieta, no te da tiempo de hacer todo lo que quieres hacer porque tienes muy pocas acciones.

Que no hay mucha interacción entre los jugadores. A mí eso no me molesta, es más, hasta me gusta.

Cosas que me gustan:

  • El tema. Mira que me gusta a mi construir parques de atracciones… No es el único juego que tengo de esta temática, porque me gusta mucho, pero sí creo que es uno de los mejores que tengo.
  • El arte. Parece muy infantil, pero creo que es justo lo que necesita el juego para darle ese aspecto de jovial y divertido. Las atracciones tienen un montón de detalles con los que te ríes mucho (al menos a mí me parecen muy divertidas) y no se ve para nada recargado.
  • Las reglas son sencillas. No tienes una infame lista de acciones que puedas hacer. Son solo un par de ellas, a lo sumo 3, por lo que lo hace un juego ideal para ser explicado a gente que no le gustan demasiado los juegos duros. Independientemente de que luego el juego tenga enjundia suficiente para competir con juegos mínimo que se consideran medianamente difíciles.
  • La calidad de los componentes es excelente, tanto los tableros como las losetas como las atracciones como los meeples. Está todo cuidado al detalle.
  • Como buen juego de losetas cambiantes, es muy muy rejugable. Yo no le diría que no a un par de partidas seguidas, la verdad.

Lo que no me gusta:

  • No sé qué decir aquí… así es que mejor me quedo callada…

 

Cosas que no me explico por qué a otros no les gustan:

  • En algún lugar he leído que al alguien se le hacía la partida larga pero no por pesada, sino porque ya habían hecho todo lo que querían y les sobraban turnos, y ya solo se dedicaban a pasear gente por el parque… ¿de verdad? ¿en qué cabeza existe tal planificación maravillosa? Yo normalmente apuro hasta el último turno para construir todo lo que necesito y a veces ni siquiera lo consigo! Y que una partida te pase… bueno, a lo mejor, pero en todas las partidas? Me gustaría conocer a esas personas…

 

Y hasta aquí mi incursión en el mundo de los feriantes. Espero que os haya gustado y cuando me llegue la expansión seguro que alguna otra partida caerá… Espero que os haya gustado y si queréis saber algo más del juego, dejadlo en los comentarios.

Una última reflexión: no me digáis que la moza de la portada no se parece a Candance de Phineas y Ferb…..

Quizás ya sabemos a qué se dedicó la adorable hermanita después de grabar la serie….

¡Hasta luego, gente!


Otras partidas a este The Grand Carnival

No Posts Found


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *